imagenes/himno del Verbo.jpg

Fotografía: Catedral de Notre Dame de París. (ARM, soli Deo gloria).

Las luces navideñas se encienden en las calles
caminan con presteza mujeres, niños y hombres,
mirando en los escaparates los brillos y los ecos
que evocan el lenguaje de ingenuas ilusiones
de una paz que se ha quebrado a golpe de cañones
a golpe de injusticias y crueles opresiones,
de un gozo que se muere en gritos y en insultos
de esposo enloquecido que agarra el cuchillo,
de un amor que se debate con furia entre las sábanas
y pronto se ha esfumado con las luces del alba.

Navidad, qué lejos te siento en esta noche
tan fría y tan oscura.
Mi Jesús, te ruego, queremos ver tu estrella
de auténtica esperanza.

Recuérdanos la historia del pueblo de Judea
en que un desconocido ha nacido en un establo.
Qué triste, qué humillante, qué amor, qué valentía,
hacerte un ser humano, tan débil tan despeño,
y hoy quiero recordarte, Jesús hijo del hombre,
Jesús Hijo de Dios, mi Salvador Divino,
y hoy quiero adorarte, oh Dios de lo imposible
me rindo ante este niño, que es luz de las naciones,
si tú estás con nosotros en estas Navidades
vendrá tu esperanza a muchos corazones.

Navidad, qué cerca te siento en esta noche,
la luz me ha iluminado.
Mi Jesús, te adoro, tu Navidad revela,
tu rayo de esperanza.

Letra, música e interpretación: ARM. - Soli Deo gloria.

Descargar mp3 (botón derecho y "Guardar destino como"Save target as") 

"©"ARM, Reverdecer.com: ¡Usa y compártelo! / Use it & Share it!, 2005-2007.